(123) 456-7890
cambiame@cambiame.123

Bienes privativos y bienes gananciales ante la separación

¿Qué es la separación o repartición de bienes y cómo opera la Separación de bienes en Madrid?

Separación de bienes en Madrid 

Cuando surge la separación, bien sea temporal (separación propiamente dicha) o definitiva (divorcio), es necesario determinar qué bienes conservará cada uno de los cónyuges. En este sentido, se hace necesario destacar que dentro de la comunidad conyugal, salvo disposición en contrario, se forma un régimen común patrimonial. Dentro de dicha masa patrimonial entran determinados bienes que pasan a llamarse gananciales. En tanto que existe otro grupo de bienes que no ingresarán a la comunidad. Es decir, seguirán en cabeza de cada uno de los cónyuges, estos se conocen como bienes privativos.

Bienes privativos en la separación de bienes en Madrid

Como ya se mencionara, los bienes privativos son aquellos que son propios de cada cónyuge. Bajo ningún concepto éstos pasan a formar parte de la comunidad conyugal. Por lo tanto, cada uno de los cónyuges conserva la libre disposición y administración sobre los mismos.

Los bienes privativos se encuentran contemplados en el artículo 1.346 del Código Civil de España. Esta norma realiza la siguiente enumeración sobre los bienes privativos de cada cónyuge:

1. Los bienes y derechos que le pertenecieran al comenzar la sociedad”.

Estos bienes son todos los muebles e inmuebles que haya adquirido el cónyuge a través de compra, donación o herencia, antes de contraer matrimonio.

2. Los que adquiera después por título gratuito”.

Dentro de este grupo entran las donaciones y herencias que reciba cada uno de los cónyuges a título individual.

“3. Los adquiridos a costa o en sustitución de bienes privativos”.

Es decir, aquellos que pasen a ser propiedad de uno de los cónyuges, siempre y cuando lo haya adquirido o permutado a intercambio de un bien que le era privativo, o adquirido antes del matrimonio.

“4. Los adquiridos por derecho de retracto perteneciente a uno solo de los cónyuges”.

Para que este supuesto ocurra, basta que el retracto se haya pactado antes del matrimonio. Ello, con independencia de cuando se produzca efectivamente la transferencia del bien.

5. Los bienes y derechos patrimoniales inherentes a la persona y los no transmisibles ínter vivos”.

Esto se refiere a aquellos bienes que son propios de cada persona, como el derecho a su imagen. Los cuales nunca podrán ser parte de comunidad alguna.

6. El resarcimiento por daños inferidos a la persona de uno de los cónyuges o a sus bienes privativos”.

En este supuesto entra el resarcimiento en materia de seguros sobre bienes privativos, así como cualquier otro tipo de resarcimiento.

7. Las ropas y objetos de uso personal que no sean de extraordinario valor”.

La ropa y los enseres personales siempre serán privativos. Salvo que una de esas prendas y objetos escape de la gama ordinaria.

8. Los instrumentos necesarios para el ejercicio de la profesión u oficio, salvo cuando éstos sean parte integrante o pertenencias de un establecimiento o explotación de carácter común.

También se consideran bienes privativos todo aquel derecho fruto de la propiedad intelectual. Es decir, toda creación plástica, artística, literaria o musical serán privativos del respectivo cónyuge.

Cada uno de los bienes antes vistos seguirán siendo propiedad del respectivo cónyuge, incluso ante la separación de bienes en Madrid.

La jubilación en la separación de bienes en Madrid

En caso de separación, de igual manera se debe hacer mención a lo que ocurre con la jubilación. En tal sentido, este bien pareciera ser un bien de índole laboral. Por lo que si fuese un bien producto del esfuerzo laboral, su naturaleza sería asimilable al de los sueldos y salarios. Por lo tanto sería un bien ganancial. Sin embargo, la realidad es otra.

Siendo que el Código Civil no señaló nada al respecto, el Tribunal Supremo ha señalado con respecto a las jubilaciones que:

Por lo que se refiere a las pensiones de jubilación, es doctrina consolidada que las generadas después de la disolución de la sociedad de gananciales es un bien de naturaleza privativa (…). Así mismo, la sentencia de 20 diciembre 2004 consideró que no es ganancial la pensión del marido ‘ya que se trata de un derecho personal del trabajador al que no le es aplicable el artículo 1358’…”. (Vid. Tribunal Supremo, Sala Civil, Sentencia N° 715/2007 del 26/06/2007).

Es decir, de conformidad al Supremo, la jubilación es un bien enteramente privativo. Por lo tanto, en caso de separación de bienes en Madrid, la jubilación no entra en el catálogo de bienes a repartir.

Bienes gananciales en la Separación de bienes en Madrid

Previo a entrar a señalar que bienes entran en la repartición en caso de divorcio (bienes gananciales), se hace necesario realizar la siguiente precisión. Los bienes gananciales se producen en virtud de la creación de la comunidad conyugal. Ahora bien, estos bienes se pueden regir por:

  • La comunidad a gananciales. Este es el sistema que establece al Ley y rige sobre el patrimonio de los cónyuges.

En caso de que no se haya dispuesto nada en contrario antes de la celebración del matrimonio, pasarán a ser bienes comunes o gananciales de ambos cónyuges los siguientes:

 

  1. Aquellos bienes fruto de un pago, permuta o intercambio. Es decir, aquellos adquiridos a cambio de una contraprestación.
  1. Todos los sueldos y salarios, así como los derechos derivados del trabajo que adquiera cada cónyuge.
  2. Las empresas y los beneficios que ésta genere, fundada por cada cónyuge.
  3. Las herencias y/o donaciones en cabeza de ambos cónyuges.

Ahora bien, existe la posibilidad de que los cónyuges, previo a la celebración del matrimonio fijen un régimen alterno para la administración de sus bienes. Esto se conoce como:

  • Régimen de partición. El mismo supone que cada uno de los cónyuges seguirá administrando sus bienes como privativos. Incluso aquellos que se generen dentro del matrimonio (como salarios, por ejemplo). Para que esto ocurra, las partes deben establecerlo expresamente antes o durante el matrimonio.

No obstante, ante la separación de bienes en Madrid, de no existir convención en contrario todos los bienes antes enumerados deberán ser repartidos a partes iguales entre los cónyuges que quieran separarse.

El despido en caso de baja médica

Despido en caso de baja médica en Madrid. ¿Qué se debe tener en cuenta?

El despido en caso de baja médica en Madrid

La estabilidad laboral es un tema que preocupa a todo trabajador. Incluso resulta un tema de particular atención si el trabajador se encuentra de baja médica. Recordemos que en esta situación de salud (física o emocional), el trabajador se ve impedido de ejercer las actividades inherentes a su trabajo de forma regular. De manera que, en este artículo buscaremos despejar algunas dudas sobre este asunto.

¿Es posible proceder a un despido en caso de baja médica en Madrid?

Lo primero en aclarar, es que no resulta procedente el despido de un trabajador que esté de baja médica por el hecho de encontrarse en esta situación. Dicho de otro modo, la causa del despido alegada por el empleador no puede ser la baja médica por sí misma. En este escenario, podrá existir reclamación por parte del trabajador y corresponderá al empleador demostrar que el despido se debe a una causa distinta la baja médica.

No obstante, el despido justificado por causas reales y legales sí podrá producirse. En este caso, si el despido se produce por ejemplo por una reducción de personal, despido disciplinario, etc. Ello, a pesar de encontrarse el trabajador de baja médica, será procedente.

Despido objetivo y despido en caso de baja médica en Madrid

En el Despido objetivo, operan causales que la ley determina como válidas para dar por terminada una relación laboral. En este tipo de despidos, no se le imputa al trabajador una responsabilidad directa que lo justifique. Las razones alegadas por el empleador pueden referirse a cuestiones económicas, técnicas u organizativas, entre otras de tipo similar. Las cuales son señaladas en la legislación de la siguiente manera:

-Ineptitud del trabajador conocida o sobrevenida posteriormente a su colocación efectiva en la empresa.

-Falta de adaptación del trabajador a su puesto de trabajo y a las modificaciones técnicas necesarias.

-Causas referentes al despido colectivo.

-Cúmulo de faltas justificadas pero que representen el 20% durante dos meses consecutivos. También el 25% durante cuatro meses discontinuos siempre y cuando que el total de faltas de asistencia en el año anterior supere el 5% del total de jornadas hábiles. No computan las faltas por la aplicación del tratamiento médico de una enfermedad grave, de huelgas legales convocadas, de maternidad o paternidad, de lactancia, de riesgo durante el embarazo, de la realización de labores de representación legal de los trabajadores, etc.

En este sentido, se puede observar la existencia de causas expresamente señaladas en la ley para justificar el despido. Esta terminación de la relación laboral no se deriva de la existencia de la incapacidad laboral por sí sola. Este tipo de despido en caso de baja médica en Madrid puede ser informado al trabajador, aunque se encuentre de baja médica.

 

Caso especial del despido disciplinario y despido en caso de baja médica en Madrid

Contrario al caso anterior, el despido disciplinario sí se debe a conductas imputables al trabajador consideradas por el empleador como graves. Estas causas, a modo enunciativo, se encuentran en la legislación de la forma siguiente:

-Inasistencias o de impuntualidad repetidas e injustificadas.

-Indisciplina o desobediencia a los superiores.

-Transgresión de la buena fe contractual y abuso de confianza en la realización del trabajo.

-Ofensas físicas o verbales al empresario o a los compañeros de trabajo.

-Reducción continua y voluntaria de la productividad y el rendimiento pactados.

-Embriaguez o toxicomanía si repercuten de forma negativa en el desempeño laboral o suponen un riesgo para el trabajador o sus compañeros.

-Acoso laboral por razón de raza, etnia, religión, convicciones, edad, orientación sexual, género o discapacidad al empresario o a los compañeros de trabajo.

Es de destacar, que las causales antes identificadas son meramente enunciativas. Razón por la cual, cada sector en sus respectivos convenios colectivos podrán indicar otras conductas que consideren graves y ameriten el despido. Por su parte el despido en caso de baja médica en Madrid será procedente cuando se demuestre que ha ocurrido cualquiera de los supuestos antes vistos.

Procedimiento para el despido en caso de baja médica en Madrid

Teniendo en cuenta todo lo anteriormente explicado, en cuanto a las causales de despido procedemos a resumir el procedimiento a seguir.

El empleador bebe avisar al trabajador de su despido con mínimo quince (15) días de antelación (obligatorio sólo en caso de despido objetivo). La notificación debe hacerse de forma escrita. Mediante la cual se indica la causa del despido, su fecha de efectividad y las cantidades adeudadas.

Junto con la notificación, debe darse el finiquito.  Es decir, el pago salarios, vacaciones y pagas extras a las que el trabajador tenga derecho y que aún no haya percibido.

Conciliación

En caso de que exista por parte del trabajador desacuerdos con su despido. Éste podrá acudir a un proceso de conciliación previa ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación competente. Con esta vía se busca, evitar el procedimiento judicial procurando un nuevo acuerdo. De igual forma en caso despido en caso de baja médica en Madrid, es la vía idónea para proceder al reclamo.

Las partes pueden acudir asistidos de un abogado si es de su preferencia. Deberá presentar papeleta de conciliación y se señalará día y hora para la celebración del acto de conciliación. El resultado de dicho procedimiento puede ser lograr un acuerdo con la empresa. Ello ante el conciliador que levantará el Acta de Conciliación, firmada por las partes.

En caso de incumplimiento puede exigirse el cumplimiento forzoso de lo pactado. El Otro escenario posible es que las partes, no logren acuerdo alguno de lo cual se dejará constancia en acta.

El juicio laboral

De no llegarse a un acuerdo con el empleador, el trabajador deberá presentar demanda judicial por despido, asistido por un abogado laboralista. Esta vía también puede ser usada ante un despido en caso de baja médica en Madrid. La demanda se acompañará de toda la documentación que la respalde, vale decir, copia del contrato, nóminas, carta de despido y las causas de extinción alegadas por el empleador.

Durante la tramitación de la demanda se puede llegar a un acuerdo y homologarlo en sede judicial.  El trabajador en caso de cumplimiento del acuerdo desistirá del procedimiento judicial. De no darse este acuerdo en ese período, habrá una nueva oportunidad antes de comenzar el juicio por despido y si ésta última conciliación resulta improductiva se celebrará la vista o juicio.

La vista o juicio por despido en caso de baja médica en Madrid es un procedimiento sencillo. Claro está, dependiendo de la complejidad del caso y de las pruebas que haya que practicar en ese acto. El resultado puede ser una sentencia estimatoria de la petición del trabajador o una sentencia desestimatoria a las peticiones del trabajador.

 

Baja médica e invalidez

Funciones del Abogado para baja médica e invalidez en Madrid. Causas, funciones, consecuencias legales.

 Abogado para baja médica e invalidez en Madrid
Baja Médica

Las relaciones laborales son complejas y llenas de diferentes detalles. Dichos detalles funcionan de forma específica tanto para el trabajador como para la empresa. En este sentido, es necesario destacar situaciones en las cuales la relación laboral puede verse afectada por afecciones físicas y/o mentales del trabajador. Tales situaciones son estrictamente reguladas por la ley. En particular, hay que destacar dos de ellas:

  • Baja médica
  • Invalidez

Ante tales situaciones, tanto la empresa como el trabajador requieren de un abogado para baja médica e invalidez en Madrid. Este profesional tiene la tarea de explicarle a su representado qué consecuencias trae cada una de estas situaciones. Al respecto, veamos cada una de ellas por separado:

Baja médica y cómo la determina el Abogado para baja médica e invalidez en Madrid

También conocida como baja laboral o incapacidad temporal es aquella situación que le impide al trabajador acudir a su jornada de trabajo regular por alguna afección física o emocional. Por definición, este período es corto, o al menos no es indefinido. Es posible identificar cuatro tipos de bajas médicas, a saber:

  • muy corta, la cuales abarcan menos de cinco días de incapacidad.
  • Corta, estas son aquellas que se prolongan entre cinco y los treinta días de incapacidad.
  • Mediana, aquel tipo de incapacidad que se prolonga entre los treinta y sesenta días.
  • Larga, cuando la incapacidad supera los sesenta días.

Es de destacar que si la baja médica es inferior a tres días, el trabajador no cobra nada. El período inferior a los tres días se considera falta esporádica y no baja temporal. Dichos días le serán descontados por la nómina de la empresa a su salario habitual. Visto lo anterior, surge la gran pregunta:

¿Qué se cobra durante la baja médica en Madrid?

Cuando la baja médica obedece a razones de salud, el trabajador cobrará el 60% del sueldo inmediatamente anterior a la baja. Por su parte, el Abogado para baja médica e invalidez en Madrid debe señalarle al trabajador que este monto del 60% se calculará desde el día cuatro de la enfermedad hasta el día veintiuno. Si la baja supera este período de tiempo, el porcentaje aplicable será del 75% para los días restantes, calculado sobre el sueldo inmediatamente anterior a la baja. En el caso de la baja médica por enfermedad ocupacional o accidente laboral este 75% y se cobra desde el primer día de la incapacidad.

Adicional a lo anterior, el trabajador (contratado, ocasional o autónomo) debe haber cotizado al menos durante ciento ochenta días, dentro de un período de cinco años anterior a la incapacidad temporal.

Por su parte, la empresa sólo está obligada a realizar el pago por baja médica o temporal durante un período de un año. El cual es prorrogable por seis meses si se logra demostrar que en ese tiempo podría ocurrir la recuperación del trabajador afectado.

Despido por causa de baja médica

Trabajo y baja médica en Madrid es un tema controversial. En principio, ninguna empresa desea tener en su nómina a un trabajador que se ausente constantemente a su jornada. Sin embargo, ante tal circunstancia, dicha empresa tiene la posibilidad de acudir a la vía específica del despido objetivo. Siempre y cuando el trabajador haya faltado a su jornada el porcentaje de veces establecido en la ley para que opere esa clase de despido.

Lo anterior ocurre siempre y cuando dicha ausencia no se derive de una enfermedad ocupacional, accidente de trabajo o enfermedad grave como el cáncer. Es decir, en tal supuesto el Abogado para baja médica e invalidez en Madrid debe señalarle a la empresa que la falta será justificada y la empresa no podrá alegar despido alguno.

En todo caso, si la empresa insiste en dicho despido, el Abogado para baja médica e invalidez en Madrid puede sugerir al trabajador iniciar las vías legales correspondientes. En el caso del abogado que represente a la empresa, éste está en la obligación de advertir a su representada de la ilicitud de tal conducta. Así como de las consecuencias pecuniarias que tal despido pueda acarrear.

Así, el Tribunal Europeo de Justicia se ha pronunciado sobre el despido que se le hace al trabajador que se encuentra de baja médica por accidente laboral o enfermedad ocupacional. Al respecto, dicho tribunal ha considerado que tal despido es discriminatorio. Así, es de destacar que como protección legal ante la invalidez en Madrid, tal terminación de la relación laboral será nula. Por lo que la empresa deberá reincorporar al trabajador, indemnizarlo y pagarle los salarios dejados de percibir.

Terminación o extensión de la baja médica

La baja médica o incapacidad temporal se da por terminada ante los siguientes supuestos:

  • El alta médica.
  • Cuando se cumple el lapso máximo de 1 año, más la prórroga de 180 días.
  • Por declaratoria de incapacidad permanente realizada por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).
  • Ante la jubilación.
  • Ante la renuencia o negativa del trabajador a asistir al control de baja médica.

La invalidez en Madrid

Por último, la baja médica puede prolongarse y hacerse indefinida. Ante tal supuesto, estamos en presencia de la incapacidad. El Abogado para baja médica e invalidez en Madrid debe acompañar al trabajador afectado, a objeto de que sea determinado si en efecto la baja médica o incapacidad laboral se ha convertido en una incapacidad permanente, antiguamente conocida como invalidez.

Dentro de los tipos de incapacidad o invalidez que debe conocer el Abogado para baja médica e invalidez en Madrid tenemos:

  • Incapacidad permanente parcial

Aquella que permite al trabajador seguir realizando sus labores, pero con una disminución del 33% de su capacidad de trabajo habitual.

Es necesario estar registrado en el Régimen General de la Seguridad Social, así como no tener la edad para ser jubilado para acceder a este tipo de incapacidad.

  • Incapacidad permanente total

En este supuesto, el trabajador pierde toda su capacidad para trabajar. Asimismo, es de por vida. Usualmente, este tipo de incapacidad le da acceso al trabajador a una pensión vitalicia equivalente al 55% de su sueldo habitual previo a iniciar la incapacidad. Dentro de ella se distingue la posibilidad de que el trabajador pueda dedicarse a otra actividad. Aunque queda inhabilitado para desarrollar su actividad habitual.

  • Incapacidad absoluta

Es similar al caso anterior, pero en este supuesto el trabajador queda imposibilitado de realizar cualquier tipo de trabajo. Por ello, usualmente este tipo de incapacidad genera una pensión equivalente al 100% de la base reguladora. Ello, en función del origen de la incapacidad.

  • Gran invalidez

Es el tipo de incapacidad que deja al trabajador privado de sus funciones básicas, movilidad e independencia física. Es de carácter permanente y la calificación del porcentaje a ser recibido depende del origen de la invalidez (accidente laboral, enfermedad común, enfermedad ocupacional).

Separación con hijos: protección de los menores

Abogado Madrid separación con menores

Cuando se trata del régimen de la custodia de los menores durante una separación conyugal, nos encontramos frente a un tema de mucha importancia. Este debe ser tratado por un experto legal que asesore a los padres en este delicado asunto de la separación matrimonial. Por ello en Abogado Madrid separación con menores trataremos a profundidad este tema.

El rompimiento del vínculo matrimonial producto de incompatibilidades y problemas conyugales, pueden conducir a la separación. En consecuencia, surge un nuevo escenario familiar, el de cómo serán las reglas  cuando hay hijos menores producto de la relación, lo que amerita de un abogado especialista en esta área.

Es importante, resaltar que la obligación de vivir bajo el mismo techo es intrínseca e inherente al matrimonio. Es decir cohabitar es una obligación. La cohabitación puede atravesar interrupciones si las partes deciden separarse.

En los procesos de separación, los menores son el punto de preocupación. Esto va desde quién se queda con ellos hasta como será el régimen de visitas. Todo lo cual debe acordarse por las partes. Cuando no hay acuerdo de los padres será el juez quien decida la custodia.

Esta decisión judicial, tendrá como norte la protección del menor quien es el débil jurídico. Ya que en ellos, deben protegerse una serie de derechos que privan ante la separación de los padres.

 

Derecho al cuidado y a la manutención en la separación con hijos

El cuidado y la alimentación de los menores es una obligación compartida que seguirá hasta que éstos sean mayores de edad. Ciertamente, los menores tienen derecho a  alimentarse, a tener una habitación o vivienda donde vivir. Abogado Madrid separación con menores debe indicar que este es uno de los puntos más importantes a tomar en cuenta.

Esta responsabilidad es compartida por ambos padres y se llama Régimen de patria potestad. En Madrid se fija la residencia de los menores y cuál de los padres va a vivir con ellos.

Custodia de mutuo acuerdo. Abogado Madrid separación con menores

 

Qué derechos tienen los niños

Cuando los padres están de acuerdo en separarse, en general comparten la guarda y custodia de los menores y toman la decisión de con qué padre van a vivir.  Por lo general esta medida judicial será confirmada por un juez. Todo lo cual será tramitado en un procedimiento legal, con la presencia del Ministerio Fiscal.

Si bien es cierto, que el menor puede vivir con uno sólo de los padres, también pueden  compartirse la guarda entre ambos. A saber, el menor vivirá en las residencias de ambos padres por días, fechas o lapsos de tiempo determinados por el Tribunal.

Es una práctica comunes en Madrid que la custodia del menor sea compartida. Esto, siempre y cuando las residencias de los padres sean cercanas. En tal caso, el menor vivirá en casa de ambos padres, por turnos, temporadas, en la semana o los fines de semana, o durante vacaciones.

Este tipo de acuerdo obliga a los padres separados que viven en Madrid a contar con la infraestructura para el traslado del menor. Lo cual supone todo lo inherente a la movilización de una vivienda a otra, además de tener todo lo necesario para el confort del menor en ambas residencias.

Ahora bien, esta posibilidad sólo es viable en los siguientes casos:

  • Las residencias de los padres deben estar próximas, en una misma localidad, municipio, etc.
  • La enfermedad mental de uno de los padres lo incapacita para tener la custodia.
  • El abuso infantil y la violencia intra domestica imposibilita este tipo de custodia.

En este sentido, contamos con el equipo de asesores expertos en materia familiar para orientarlos de manera exitosa.

Falta de acuerdo en la custodia de los hijos

La falta de voluntad de los padres para acordar mutuamente la custodia del menor, conduce al Juez de Madrid a revisar cuál de los padres tiene mejores condiciones para darle una mejor custodia al menor y permitir su sano desarrollo. Estos elementos se pueden resumir como:

  • La edad del menor.
  • El padre con quien tiene mejor relación el hijo.
  • El tiempo del que dispone cada progenitor en su día a día.
  • Si el menor es mayor de 12 años (sin limitación absoluta), su opinión sobre con quien quiere quedarse.

En Abogado Madrid separación con menores se debe resaltar que en muchos casos, el representante del Ministerio Fiscal podrá requerir la opinión de expertos en torno a la situación del menor. Ello, a los fines de solicitar una medida especial a favor del menor. También para recomendar que le sea asignada la guarda a un progenitor en particular.

Participar durante el juicio

Expuesto lo anterior, hemos visto como en Madrid el menor tiene derecho a ser oído en el juicio sobre su custodia. Este derecho se entiende como la facultad del menor de opinar acerca de con quién quiere vivir. La Ley asume que un menor está en capacidad  de saber o discernir sobre lo que quiere. Si bien es cierto que dicha opinión no es de obligatoria consideración, ésta debe ser evaluada por el Juez. Ello se reflejará en su sentencia en torno a que padre le asignará la custodia del menor. Igualmente, cuando establezca el orden de las visitas por fechas, vacaciones, entre otras.

 

Tutela de la estabilidad mental y psicológica

Un elemento fundamental, en los derechos del menor, es su estabilidad psicológica. Ya que en general durante las separaciones se generan conflictos. Llegando a manipular al menor, creando oposiciones frente al otro padre, que generan roces y conflictos entre padres e hijo. A esto se conoce como el síndrome de alienación parental y puede generar graves trastornos en el menor.

La manipulación psicológica destinada a alterar la relación del hijo con el otro progenitor. Esta conducta, orientada a separar al hijo o alejarlo del padre puede originar la pérdida de la custodia en Madrid.

Derecho al ambiente familiar

Distinto a lo que conlleva el juicio de separación, destaca el derecho de los abuelos a mantener la relación con sus nietos. Razón por la cual, éstos pueden solicitar en un proceso independiente una medida que le establezca un plan de visitas al nieto.

Es importante destacar que los menores tienen derecho a mantener el contacto con ambos padres. Salvo circunstancias especiales en que haya riesgo a la integridad del menor. Ello, porque a pesar de que ambos progenitores comparten la patria potestad, la guarda y custodia sólo la detenta uno de ellos.

Acusación de tráfico de drogas

Abogado penalista tráfico de drogas Madrid, hará un abordaje del tema relacionado con las acusaciones por tráfico de drogas. Así como la necesidad de contar con un buen asesor en caso de estar incurso en esta situación.

Acusación de tráfico de drogas

 

El término droga es bastante ambiguo y ambivalente. El mismo abarca diferentes tipos de sustancias capaces de alterar el sistema nervioso o la psique humana. No obstante, a los fines específicos al hablar de drogas se está haciendo referencia a toda aquella sustancia ilegal, psicotrópica o alucinógena que se encuentra expresamente prohibida. Tal prohibición se encuentra expresamente tipificada en diferentes leyes, así como en convenios internacionales ratificados por España.

Sobre este particular, se debe señalar que lo considerado como un delito es el tráfico de dichas sustancias. No su tenencia, siempre y cuando esta tenencia esté considerada como mínimos para el consumo propio. En este sentido, se hace necesario dilucidar qué se entiende por tráfico de drogas en Madrid.

Al respecto, el artículo 368 del Código Penal señala que:

“Los que ejecuten actos de cultivo, elaboración o tráfico, o de otro modo promuevan, favorezcan o faciliten el consumo ilegal de drogas tóxicas, estupefacientes o sustancias psicotrópicas, o las posean con aquellos fines, serán castigados con las penas de prisión de tres a seis años…”

Elementos que componen el tráfico de drogas

Como se observa, la legislación española contempla diferentes supuestos como “tráfico”. A pesar de que el término evoque la comercialización, en realidad abarca mucho más. Así, podemos distinguir que el tráfico de droga también abarca:

Cultivar.

Esto implica todo el procedimiento de siembra, cultivo propiamente dicho y recolección de aquellos productos destinados para la elaboración de drogas ilegales. Tal proceso abarca desde la siembra de semillas, el cultivo de la planta (en todas sus fases), hasta la recolección de las hojas, flores, frutos y/o nuevas semillas.

Elaborar.

Esto implica todo proceso en el cual se utilicen sustancias químicas para transformar en producto en drogas. También la elaboración a través de la mezcla de diferentes sustancias químicas para obtener un producto final que entre en el catálogo de drogas ilegales.

Traficar.

Se refiere propiamente a la comercialización de la droga ilícita. Lo cual abarca colocar a la disposición de terceros la sustancia ilícita. También la importación de tales sustancias desde otros países. Así como la exportación a otros países.

Promocionar.

Igualmente se encuentra penada la promoción, publicidad o incitación al consumo de drogas ilegales.

Poseer con fines de tráfico.

Igualmente, aquel que posea una cantidad de drogas ilícita superior al mínimo permitido o considerado como “consumo personal”, será penalizado como traficante de drogas.

Por su parte, desde abogado penalista tráfico de drogas Madrid debemos señalar que en caso de encontrarse acusado de estar incurso en algunas de estas situaciones, debe contactar de inmediato a un profesional del derecho. En nuestras instalaciones contamos con un grupo de profesionales expertos en la materia, dispuestos a asesorarlo.

La posesión y el tráfico

Como vimos en el punto anterior, el tema del tráfico está compuesto de varios elementos. Uno de ellos es la posesión. Ahora bien, esta posesión implica la tenencia de una cantidad superior al mínimo que puede ser considerado como dosis para consumo propio. Es decir que la posesión por debajo de tal límite no recibe pena alguna.

Lo anterior obedece a que el consumo de drogas es un acto de libre albedrío. Por ello, no puede recibir una penalización, pues en todo caso en su consumo no está interviniendo nadie más. En este sentido, es necesario conocer el mínimo permitido por posesión. Al respecto veamos los siguientes valores:

  • Marihuana: 100 Gr.
  • Hachís: 25 Gr.
  • Cocaína: 7,5 Gr.
  • Heroína: 3 Gr.
  • Mteadona: 1,2 Gr.
  • Anfetamina: 900 Mgrs.
  • LSD: 3 Mgrs.

 

Toda posesión hasta los límites antes señalados no será penalizada. En consecuencia, el abogado penalista defensor debe conocer a cabalidad la cantidad de drogas que fueron incautadas al acusado durante su detención. Ello, con miras a elaborar la defensa correspondiente.

Agravantes a las que se puede enfrentar el abogado penalista tráfico de drogas Madrid

agravantes tráfico de drogas

Las circunstancias agravantes son aquellas que concurren al delito de tráfico, pero aumentan la pena. Es decir, son condiciones que de ocurrir o estar presentes en el acto de tráfico, harán que el juez aumente el castigo establecido en la norma. Para la situación específica del tráfico de drogas, estas agravantes son:

 

  • Cuando el traficante se valió de su condición de autoridad pública, funcionario, facultativo, trabajador social, docente o educador para realizar el tráfico de drogas.
  • Si el tráfico se dio actuando dentro de un grupo delictivo.
  • Si se trata del tráfico de drogas hacia menores de edad.
  • También es un agravante la cantidad de drogas que le hayan sido incautadas al traficante durante su detención. A mayor cantidad, la pena será más rigurosa.
  • Si la droga fue adulterada con otra sustancia que la hiciera aún más tóxica. Este supuesto es bastante común en sustancias como la cocaína que es mezclada con otras sustancias (incluso talco) para aumentar el volumen del producto.
  • Igualmente es un agravante la reincidencia del acusado en el delito de tráfico de drogas.

Atenuante que debe conocer el abogado penalista tráfico de drogas Madrid

 

Atenuantes tráfico de drogas

Igualmente existen circunstancias atenuantes que influyen en la pena en Madrid. En este caso, las atenuantes son circunstancias propias del acusado con respecto al hecho ilícito que obligan a que el juez rebaje considerablemente la pena a ser impuesta. La más conocida de ellas es la atenuante de la pena en caso de que el traficante sea también un consumidor habitual o adicto. En tal sentido, cuando el traficante logra demostrar, a través de documentos informes y análisis, que es un dependiente de sustancias narcóticas sufrirá una disminución de la pena.

En todo caso, el abogado penalista tráfico de drogas Madrid debe procurar aportar en juicio todos los elementos posibles que permitan corroborar la certeza de esta atenuante.

 

Separación de bienes para proteger el patrimonio

La protección del patrimonio antes, durante y después del matrimonio. Abogado separación de bienes Madrid abordará el tema para mostrar las diferentes alternativas que existen.

 

Abogado separación de bienes Madrid

El matrimonio origina la creación de una serie de derechos e instituciones jurídicas. A efectos patrimoniales nos interesa destacar lo atinente a la creación de la comunidad de gananciales. Esto, siempre y cuando no se haya dispuesto un régimen diferente como veremos en su oportunidad. La comunidad de gananciales supone que determinados ingresos, ganancias y bienes (muebles e inmuebles) pasan a ser de propiedad de mitad y mitad entre los cónyuges, con independencia de quien los haya comprado u originado.

En este sentido, se debe señalar que existen dos grupos de bienes que deben ser diferenciados con la constitución del matrimonio:

  • Privativos. Todo aquello que posee cada cónyuge antes de contraer matrimonio. También aquellos derechos de propiedad intelectual, las pensiones, las herencias y/o donaciones que se reciban a título individual, entre otros.
  • Gananciales. Los que se van formando dentro del matrimonio y que pasan a ser copropiedad de ambos cónyuges. Ello, con independencia de quien los haya generado.

Bienes que forman parte de la comunidad de gananciales en Madrid

Específicamente, la Ley establece que los siguientes bienes son parte de la comunidad de gananciales:

  • Cualquier tipo de remuneración, bien sea producto del trabajo (sueldos o salarios). También los ingresos provenientes de la explotación de un oficio pasan a formar parte de la comunidad de gananciales.
  • Lo mismo ocurre con la explotación de los derechos provenientes de la propiedad intelectual. Así, si bien las creaciones (literarias, musicales, artísticas) son bienes privativos, la explotación de los mismos pasa a formar parte del régimen económico de la comunidad.
  • El usufructo o rentas que pudiera generar un bien privativo. Es decir, a pesar de que uno de los cónyuges conserve la propiedad de un bien que haya sido suyo con anterioridad al matrimonio, los beneficios que este pudiera generar por su explotación pasan a formar parte de la comunidad de gananciales.
  • Los bienes, muebles o inmuebles, que hayan sido comprados a título oneroso. Es decir, que hayan sido producto de un pago
  • Aquellos bienes que hubiesen sido objeto de herencia hacia ambos cónyuges.
  • El dinero proveniente de pólizas de seguro indemnizatorias.

Como se observa, el listado de bienes es bastante amplio y la afectación del patrimonio personal está muy comprometido. Por esta razón, Abogado separación de bienes Madrid debe señalar que existen diferentes posibilidades para proteger el patrimonio. Veamos cada una de ellas.

 

La separación de bienes en Madrid

 

Desde abogado separación de bienes Madrid debemos indicar que la separación de bienes es el mecanismo por excelencia para proteger el patrimonio. Tal separación implica que las partes escogen un régimen alterno para su matrimonio. Para ello, es necesario que suscriban un acuerdo, comúnmente denominado capitulaciones matrimoniales.

Es fundamental que tal documento sea redactado por un profesional del derecho, quien le explique a cada parte las consecuencias y posibilidades que pueden contener tales capitulaciones. Así, las partes libremente pueden escoger cómo será la distribución de los ingresos. También si tales ingresos serán privativos del cónyuge que los genere o formarán alguna mancomunidad.

Erróneamente, se suele considerar que el régimen de separación de bienes está pensado para la separación o el divorcio. La situación es bastante opuesta. La separación de bienes busca que los cónyuges mantengan la libertad de administrar sus bienes según su conveniencia, respetando el trabajo que cada uno invierta en obtenerlos.

Por su parte, las capitulaciones no sólo pueden ser suscritas antes de contraer matrimonio. También son válidas aquellas que se contraigan con posterioridad. Sin embargo, en el caso de éstas últimas su validez se circunscribe al momento de su suscripción. Por lo que todo lo adquirido con anterioridad se regulará por el régimen de gananciales, según corresponda.

 

Protección frente a las deudas del otro cónyuge

La comunidad de gananciales no sólo supone la mancomunidad de los ingresos. También pasan a ser comunes las deudas. En este sentido, aquellos pasivos o deudas que adquiera el cónyuge, bajo determinadas condiciones, podrán ser cobradas con el patrimonio conyugal. Por lo que, si bien el vínculo matrimonial se sustenta en la confianza y el apoyo mutuo, es una realidad que el mal manejo del dinero puede generar un clima de desconfianza entre los cónyuges.

Esta situación es completamente modificable cuando se fija un régimen de separación de bienes. Así, al establecer un sistema separado de admiración patrimonial cada cónyuge responde de sus deudas a título personal. Con la salvedad, claro está, de aquellas deudas que hubiesen podido ser contraídas en beneficio de ambos cónyuges.

 

La mancomunidad de las cuentas bancarias

Otra de las recomendaciones que podemos hacer desde Abogado separación de bienes Madrid, es que los cónyuges no creen cuentas bancarias comunes sobre los bienes privativos. Así, es común que cualquiera de los cónyuges agregue como cotitular al otro esposo en su cuenta bancaria. Esta situación crea verdaderos problemas al momento de diferenciar el patrimonio de uno y otro.

En todo caso, tales cuentas mancomunadas se pueden establecer sobre ingresos comunes o que sean parte de la comunidad de gananciales. Pero es recomendable mantener las cuentas de bienes privativos en titularidad separada a objeto de proteger el patrimonio personal.

 

Abogado separación de bienes Madrid. Caso de los inmuebles 

 

Comprar una vivienda puede ser un tema muy añorado por las parejas, en especial luego del matrimonio. No obstante, al momento de adquirir el inmueble resulta prudente que en el documento a ser inscrito en el Registro conste la participación de la propiedad de cada uno de los cónyuges. Ej. El 10% de la propiedad le corresponderá a uno y el 90% al otro.

Dicha medida, si bien no es una separación de bienes propiamente dicha, es bastante beneficiosa al momento de que cada uno de los cónyuges quiera administrar o disponer de su propio patrimonio.