(123) 456-7890
cambiame@cambiame.123

El despido en caso de baja médica

Despido en caso de baja médica en Madrid. ¿Qué se debe tener en cuenta?

El despido en caso de baja médica en Madrid

La estabilidad laboral es un tema que preocupa a todo trabajador. Incluso resulta un tema de particular atención si el trabajador se encuentra de baja médica. Recordemos que en esta situación de salud (física o emocional), el trabajador se ve impedido de ejercer las actividades inherentes a su trabajo de forma regular. De manera que, en este artículo buscaremos despejar algunas dudas sobre este asunto.

¿Es posible proceder a un despido en caso de baja médica en Madrid?

Lo primero en aclarar, es que no resulta procedente el despido de un trabajador que esté de baja médica por el hecho de encontrarse en esta situación. Dicho de otro modo, la causa del despido alegada por el empleador no puede ser la baja médica por sí misma. En este escenario, podrá existir reclamación por parte del trabajador y corresponderá al empleador demostrar que el despido se debe a una causa distinta la baja médica.

No obstante, el despido justificado por causas reales y legales sí podrá producirse. En este caso, si el despido se produce por ejemplo por una reducción de personal, despido disciplinario, etc. Ello, a pesar de encontrarse el trabajador de baja médica, será procedente.

Despido objetivo y despido en caso de baja médica en Madrid

En el Despido objetivo, operan causales que la ley determina como válidas para dar por terminada una relación laboral. En este tipo de despidos, no se le imputa al trabajador una responsabilidad directa que lo justifique. Las razones alegadas por el empleador pueden referirse a cuestiones económicas, técnicas u organizativas, entre otras de tipo similar. Las cuales son señaladas en la legislación de la siguiente manera:

-Ineptitud del trabajador conocida o sobrevenida posteriormente a su colocación efectiva en la empresa.

-Falta de adaptación del trabajador a su puesto de trabajo y a las modificaciones técnicas necesarias.

-Causas referentes al despido colectivo.

-Cúmulo de faltas justificadas pero que representen el 20% durante dos meses consecutivos. También el 25% durante cuatro meses discontinuos siempre y cuando que el total de faltas de asistencia en el año anterior supere el 5% del total de jornadas hábiles. No computan las faltas por la aplicación del tratamiento médico de una enfermedad grave, de huelgas legales convocadas, de maternidad o paternidad, de lactancia, de riesgo durante el embarazo, de la realización de labores de representación legal de los trabajadores, etc.

En este sentido, se puede observar la existencia de causas expresamente señaladas en la ley para justificar el despido. Esta terminación de la relación laboral no se deriva de la existencia de la incapacidad laboral por sí sola. Este tipo de despido en caso de baja médica en Madrid puede ser informado al trabajador, aunque se encuentre de baja médica.

 

Caso especial del despido disciplinario y despido en caso de baja médica en Madrid

Contrario al caso anterior, el despido disciplinario sí se debe a conductas imputables al trabajador consideradas por el empleador como graves. Estas causas, a modo enunciativo, se encuentran en la legislación de la forma siguiente:

-Inasistencias o de impuntualidad repetidas e injustificadas.

-Indisciplina o desobediencia a los superiores.

-Transgresión de la buena fe contractual y abuso de confianza en la realización del trabajo.

-Ofensas físicas o verbales al empresario o a los compañeros de trabajo.

-Reducción continua y voluntaria de la productividad y el rendimiento pactados.

-Embriaguez o toxicomanía si repercuten de forma negativa en el desempeño laboral o suponen un riesgo para el trabajador o sus compañeros.

-Acoso laboral por razón de raza, etnia, religión, convicciones, edad, orientación sexual, género o discapacidad al empresario o a los compañeros de trabajo.

Es de destacar, que las causales antes identificadas son meramente enunciativas. Razón por la cual, cada sector en sus respectivos convenios colectivos podrán indicar otras conductas que consideren graves y ameriten el despido. Por su parte el despido en caso de baja médica en Madrid será procedente cuando se demuestre que ha ocurrido cualquiera de los supuestos antes vistos.

Procedimiento para el despido en caso de baja médica en Madrid

Teniendo en cuenta todo lo anteriormente explicado, en cuanto a las causales de despido procedemos a resumir el procedimiento a seguir.

El empleador bebe avisar al trabajador de su despido con mínimo quince (15) días de antelación (obligatorio sólo en caso de despido objetivo). La notificación debe hacerse de forma escrita. Mediante la cual se indica la causa del despido, su fecha de efectividad y las cantidades adeudadas.

Junto con la notificación, debe darse el finiquito.  Es decir, el pago salarios, vacaciones y pagas extras a las que el trabajador tenga derecho y que aún no haya percibido.

Conciliación

En caso de que exista por parte del trabajador desacuerdos con su despido. Éste podrá acudir a un proceso de conciliación previa ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación competente. Con esta vía se busca, evitar el procedimiento judicial procurando un nuevo acuerdo. De igual forma en caso despido en caso de baja médica en Madrid, es la vía idónea para proceder al reclamo.

Las partes pueden acudir asistidos de un abogado si es de su preferencia. Deberá presentar papeleta de conciliación y se señalará día y hora para la celebración del acto de conciliación. El resultado de dicho procedimiento puede ser lograr un acuerdo con la empresa. Ello ante el conciliador que levantará el Acta de Conciliación, firmada por las partes.

En caso de incumplimiento puede exigirse el cumplimiento forzoso de lo pactado. El Otro escenario posible es que las partes, no logren acuerdo alguno de lo cual se dejará constancia en acta.

El juicio laboral

De no llegarse a un acuerdo con el empleador, el trabajador deberá presentar demanda judicial por despido, asistido por un abogado laboralista. Esta vía también puede ser usada ante un despido en caso de baja médica en Madrid. La demanda se acompañará de toda la documentación que la respalde, vale decir, copia del contrato, nóminas, carta de despido y las causas de extinción alegadas por el empleador.

Durante la tramitación de la demanda se puede llegar a un acuerdo y homologarlo en sede judicial.  El trabajador en caso de cumplimiento del acuerdo desistirá del procedimiento judicial. De no darse este acuerdo en ese período, habrá una nueva oportunidad antes de comenzar el juicio por despido y si ésta última conciliación resulta improductiva se celebrará la vista o juicio.

La vista o juicio por despido en caso de baja médica en Madrid es un procedimiento sencillo. Claro está, dependiendo de la complejidad del caso y de las pruebas que haya que practicar en ese acto. El resultado puede ser una sentencia estimatoria de la petición del trabajador o una sentencia desestimatoria a las peticiones del trabajador.

 

Baja médica e invalidez

Funciones del Abogado para baja médica e invalidez en Madrid. Causas, funciones, consecuencias legales.

 Abogado para baja médica e invalidez en Madrid
Baja Médica

Las relaciones laborales son complejas y llenas de diferentes detalles. Dichos detalles funcionan de forma específica tanto para el trabajador como para la empresa. En este sentido, es necesario destacar situaciones en las cuales la relación laboral puede verse afectada por afecciones físicas y/o mentales del trabajador. Tales situaciones son estrictamente reguladas por la ley. En particular, hay que destacar dos de ellas:

  • Baja médica
  • Invalidez

Ante tales situaciones, tanto la empresa como el trabajador requieren de un abogado para baja médica e invalidez en Madrid. Este profesional tiene la tarea de explicarle a su representado qué consecuencias trae cada una de estas situaciones. Al respecto, veamos cada una de ellas por separado:

Baja médica y cómo la determina el Abogado para baja médica e invalidez en Madrid

También conocida como baja laboral o incapacidad temporal es aquella situación que le impide al trabajador acudir a su jornada de trabajo regular por alguna afección física o emocional. Por definición, este período es corto, o al menos no es indefinido. Es posible identificar cuatro tipos de bajas médicas, a saber:

  • muy corta, la cuales abarcan menos de cinco días de incapacidad.
  • Corta, estas son aquellas que se prolongan entre cinco y los treinta días de incapacidad.
  • Mediana, aquel tipo de incapacidad que se prolonga entre los treinta y sesenta días.
  • Larga, cuando la incapacidad supera los sesenta días.

Es de destacar que si la baja médica es inferior a tres días, el trabajador no cobra nada. El período inferior a los tres días se considera falta esporádica y no baja temporal. Dichos días le serán descontados por la nómina de la empresa a su salario habitual. Visto lo anterior, surge la gran pregunta:

¿Qué se cobra durante la baja médica en Madrid?

Cuando la baja médica obedece a razones de salud, el trabajador cobrará el 60% del sueldo inmediatamente anterior a la baja. Por su parte, el Abogado para baja médica e invalidez en Madrid debe señalarle al trabajador que este monto del 60% se calculará desde el día cuatro de la enfermedad hasta el día veintiuno. Si la baja supera este período de tiempo, el porcentaje aplicable será del 75% para los días restantes, calculado sobre el sueldo inmediatamente anterior a la baja. En el caso de la baja médica por enfermedad ocupacional o accidente laboral este 75% y se cobra desde el primer día de la incapacidad.

Adicional a lo anterior, el trabajador (contratado, ocasional o autónomo) debe haber cotizado al menos durante ciento ochenta días, dentro de un período de cinco años anterior a la incapacidad temporal.

Por su parte, la empresa sólo está obligada a realizar el pago por baja médica o temporal durante un período de un año. El cual es prorrogable por seis meses si se logra demostrar que en ese tiempo podría ocurrir la recuperación del trabajador afectado.

Despido por causa de baja médica

Trabajo y baja médica en Madrid es un tema controversial. En principio, ninguna empresa desea tener en su nómina a un trabajador que se ausente constantemente a su jornada. Sin embargo, ante tal circunstancia, dicha empresa tiene la posibilidad de acudir a la vía específica del despido objetivo. Siempre y cuando el trabajador haya faltado a su jornada el porcentaje de veces establecido en la ley para que opere esa clase de despido.

Lo anterior ocurre siempre y cuando dicha ausencia no se derive de una enfermedad ocupacional, accidente de trabajo o enfermedad grave como el cáncer. Es decir, en tal supuesto el Abogado para baja médica e invalidez en Madrid debe señalarle a la empresa que la falta será justificada y la empresa no podrá alegar despido alguno.

En todo caso, si la empresa insiste en dicho despido, el Abogado para baja médica e invalidez en Madrid puede sugerir al trabajador iniciar las vías legales correspondientes. En el caso del abogado que represente a la empresa, éste está en la obligación de advertir a su representada de la ilicitud de tal conducta. Así como de las consecuencias pecuniarias que tal despido pueda acarrear.

Así, el Tribunal Europeo de Justicia se ha pronunciado sobre el despido que se le hace al trabajador que se encuentra de baja médica por accidente laboral o enfermedad ocupacional. Al respecto, dicho tribunal ha considerado que tal despido es discriminatorio. Así, es de destacar que como protección legal ante la invalidez en Madrid, tal terminación de la relación laboral será nula. Por lo que la empresa deberá reincorporar al trabajador, indemnizarlo y pagarle los salarios dejados de percibir.

Terminación o extensión de la baja médica

La baja médica o incapacidad temporal se da por terminada ante los siguientes supuestos:

  • El alta médica.
  • Cuando se cumple el lapso máximo de 1 año, más la prórroga de 180 días.
  • Por declaratoria de incapacidad permanente realizada por el Instituto Nacional de la Seguridad Social (INSS).
  • Ante la jubilación.
  • Ante la renuencia o negativa del trabajador a asistir al control de baja médica.

La invalidez en Madrid

Por último, la baja médica puede prolongarse y hacerse indefinida. Ante tal supuesto, estamos en presencia de la incapacidad. El Abogado para baja médica e invalidez en Madrid debe acompañar al trabajador afectado, a objeto de que sea determinado si en efecto la baja médica o incapacidad laboral se ha convertido en una incapacidad permanente, antiguamente conocida como invalidez.

Dentro de los tipos de incapacidad o invalidez que debe conocer el Abogado para baja médica e invalidez en Madrid tenemos:

  • Incapacidad permanente parcial

Aquella que permite al trabajador seguir realizando sus labores, pero con una disminución del 33% de su capacidad de trabajo habitual.

Es necesario estar registrado en el Régimen General de la Seguridad Social, así como no tener la edad para ser jubilado para acceder a este tipo de incapacidad.

  • Incapacidad permanente total

En este supuesto, el trabajador pierde toda su capacidad para trabajar. Asimismo, es de por vida. Usualmente, este tipo de incapacidad le da acceso al trabajador a una pensión vitalicia equivalente al 55% de su sueldo habitual previo a iniciar la incapacidad. Dentro de ella se distingue la posibilidad de que el trabajador pueda dedicarse a otra actividad. Aunque queda inhabilitado para desarrollar su actividad habitual.

  • Incapacidad absoluta

Es similar al caso anterior, pero en este supuesto el trabajador queda imposibilitado de realizar cualquier tipo de trabajo. Por ello, usualmente este tipo de incapacidad genera una pensión equivalente al 100% de la base reguladora. Ello, en función del origen de la incapacidad.

  • Gran invalidez

Es el tipo de incapacidad que deja al trabajador privado de sus funciones básicas, movilidad e independencia física. Es de carácter permanente y la calificación del porcentaje a ser recibido depende del origen de la invalidez (accidente laboral, enfermedad común, enfermedad ocupacional).

ABOGADO MADRID | Demandar por un despido improcedente

Qué se debe tomar en cuenta para demanda por despido improcedente en Madrid.

demanda por despido improcedente en Madrid

Las relaciones laborales son desiguales. Así, la empresa siempre tendrá cierta posición de privilegio con respecto al trabajador. Toda vez que ésta es quien cuenta con el capital económico. En función de ello, el Estado ha establecido una serie de reglas para procurar que no se produzcan abusos dentro de la relación laboral.

Dentro de estas reglas destacan las concernientes a la terminación de la relación laboral por voluntad de la empresa. Situación que se conoce como el despido. En este sentido, para que la empresa pueda despedir al trabajador, obligatoriamente debe adecuarse a lo que ordena la Ley.

Al respecto, el ordenamiento jurídico en Madrid contempla causales taxativas según las cuales se puede despedir al trabajador. Las mismas están contempladas en los artículos 51 al 54 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. Por su parte, además de alegar una causal específica para el despido, la empresa debe:

  • Entregar al trabajador la correspondiente carta de despido.
  • Dicha carta debe contener fecha exacta del despido y las razones, debidamente fundamentadas, en las cuales se sustenta el despido.

Ahora bien, en caso de que la empresa no cumpla tales disposiciones, entonces el despido se hace improcedente.

Causales de un despido improcedente

Como ya se mencionara, la razón por excelencia que convierte a un despido en improcedente, es no acatar las reglas sobre despido establecidas. No obstante, también pueden ocurrir los siguientes motivos:

Motivación insuficiente para el despido

Obligatoriamente la empresa debe señalarle al trabajador los motivos del despido. Igualmente, debe justificar dichas razones. Pero aún cuando alegue tales justificaciones, si la empresa no motiva correctamente sus argumentos (por ejemplo, alega circunstancias vagas o genéricas), el despido se hace igualmente improcedente.

 

Alegar razones discriminatorias

La empresa no puede alegar razones de la siguiente índole como causales de despido:

  • Las creencias religiosas o políticas del trabajador.
  • Encontrarse el trabajador de permiso prenatal, de maternidad o paternidad.
  • Que el trabajador se encuentre de reposo por una enfermedad ocupacional o accidente laboral.
  • Condiciones de género o preferencia sexual del trabajador.
  • Que hayan mermado sus capacidades de trabajo consecuencia de un accidente laboral.

Cada una de estas causales se considerarán discriminatorias y harán nulo cualquier intento de despido. Incluso puede ocurrir el supuesto de que la causal no sea expresa, pero sí que sea posible identificar que se trata de un supuesto discriminatorio.

 

Cómo recurrir un despido improcedente

 demanda por despido improcedente en Madrid

Existen dos formas para que el trabajador pueda oponerse al despido improcedente.

 

Intentar la mediación laboral

Este es un procedimiento en el cual se busca que el trabajador y la empresa lleguen a un convenio de mutuo acuerdo. Este acuerdo puede versar sobre la reincorporación al trabajo y el pago de los salarios dejados de percibir mientras dure el despido. O, lograr una indemnización acorde con el tiempo de servicio prestado.

El trabajador cuenta con sólo 20 días para intentar este recurso ante el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación. Plazo que se aplica para rebatir el despido. En tanto que tiene un año calendario para reclamar la indemnización económica correspondiente.

 

Juicio laboral

En caso de no llegarse a un acuerdo en el Servicio de Mediación, Arbitraje y Conciliación el trabajador puede acudir al juicio. Es de destacar que cuenta con tan sólo 20 días después del acta que deja constancia de que no fue posible la mediación para intentar la demanda por despido improcedente en Madrid.

 

Demanda por despido improcedente en Madrid

Para iniciar el correspondiente juicio laboral es necesario que el abogado redacte una demanda por despido improcedente en Madrid. En dicho documento, el letrado deberá exponer las razones que considere justificatorias de un despido improcedente. Es decir, en dicha demanda el abogado deberá rebatir las razones que esgrimió la empresa para intentar el despido. O si no, señalar que las mismas fueron falsas u ocultaban motivos discriminatorios.

En dicho juicio, la representación judicial de la empresa será citada a comparecer. Momento en el cual ésta deberá presentar sus alegatos y defensas en contra de la demanda por despido improcedente en Madrid. Por su parte, el abogado del trabajador deberá aportar al proceso todas aquellas pruebas que considere prudente para demostrar que el despido fue improcedente.

Es de destacar que para acudir a juicio no es necesario demostrar que el trabajador se encuentra residenciado legalmente en Madrid, o en España. En todo caso, el derecho laboral procura amparar al trabajador ante cualquier situación de abuso o ilegalidad en la relación laboral.

Igualmente se podrá intentar la demanda por despido improcedente en Madrid cuando se está trabajando sin contrato. Es decir, trabajando en negro. En todo caso, sólo será necesario demostrar la existencia de una relación laboral para que se pueda intentar la demanda.

 

¿Qué se puede reclamar ante un despido improcedente?

En primer lugar, se puede reclamar la reincorporación al trabajo. Esto, bajo las mismas condiciones que tenía el trabajador antes de ser despedido. Ello implica dejar sin efecto el despido alegado por la empresa, con el consecuente pago de los salarios y demás beneficios dejados de percibir mientras duró el despido.

En caso de que la empresa persista en el despido, el trabajador en su demanda por despido improcedente en Madrid podrá solicitar una indemnización económica. Para el cálculo de dicha indemnización es necesario acudir a la siguiente fórmula:

  • Trabajadores cuya relación laboral inició después el 12 de febrero de 2012. Éstos tendrán derecho a recibir hasta 33 días de salario por cada año laborado. Ello, hasta alcanzar 24 mensualidades.
  • El otro supuesto es el caso de aquellos trabajadores cuya relación laboral haya iniciado antes del 12 de febrero de 2012. Éstos tendrán derecho a percibir 45 días de salario por cada año trabajado. Esto, hasta completar 42 mensualidades. Es de destacar que este monto aplicará hasta la fecha antes referida, después de esa fecha se aplicará la regla expuesta en el párrafo anterior.

Causas para un despido objetivo

Abogados Madrid: causas para el despido objetivo, pretende dar un panorama general de asesoría para entender cómo funciona este tipo  de terminación de la relación laboral.

 

El despido es la terminación de la relación laboral por voluntad de la empresa. El mismo, debe estar apegado a las causales establecidas en la Ley para que tenga plena vigencia. En este sentido la Ley consagra diferentes tipos de despidos procedentes, tales como:

  • El despido objetivo.
  • Despido disciplinario.
  • El despido colectivo.

Cada uno de ellos tiene sus causales propias. En razón de ello, desde este espacio de Abogados Madrid, analizaremos cuáles son las causales específicas del despido objetivo. Asimismo, los invitamos ante cualquier duda a ponerse en contacto con nuestro equipo de expertos en derecho que con gusto aclararán sus interrogantes.

 

¿Qué es el despido objetivo?

El despido objetivo es aquella terminación de la relación laboral por voluntad de la empresa. Éste a su vez está fundamentado en causales específicas que veremos en su oportunidad.

En líneas generales, desde este espacio de Abogados Madrid: causas para el despido objetivo, podemos decir que este despido no está asociado a castigar, penalizar o sancionar una conducta del trabajador. Tal como sí ocurre en el despido disciplinario. Por el contrario, el despido objetivo está destinado a permitir la terminación de la relación laboral ante condiciones especiales. Las cuales están contenidas en la Ley.

 

Abogados Madrid: causas para el despido objetivo

 

Las causales son razones o hechos que consagra la Ley del Estatuto de los Trabajadores. Las mismas permiten justificar la decisión de la empresa de dar por terminada la relación laboral. En particular, desde Abogados Madrid: causas para un despido objetivo analizaremos el artículo 52 de la mencionada Ley. En el mismo encontraremos cada una de las causales del despido objetivo, a saber:

 

Ineptitud del trabajador en el cumplimiento de sus funciones

Esta causal de despido supone que el trabajador tiene una incapacidad manifiesta, conocida con posterioridad a su contratación, para realizar las funciones que le son asignadas. En tal sentido la Ley plantea específicamente la palabra ineptitud, la cual según la RAE supone: Inhabilidad, falta de aptitud o de capacidad. Es decir, el trabajador puede ser despedido cuando en el ejercicio de sus funciones se demuestre su incapacidad en el desempeño.

Falta de adaptación del trabajador a las modificaciones técnicas operadas en su puesto de trabajo

Para entender esta causal se debe recordar que la empresa está en constante cambio de sus operaciones y cadena de producción. Ello, con la finalidad de optimizar sus procesos. Ante tal realidad, el trabajador está obligado a adaptarse a estos nuevos cambios. Al respecto, cuando se producen algunos de estos cambios o variaciones, el trabajador tiene un plazo de 2 meses para adaptarse. A su vez, la empresa debe dotar al trabajador de los cursos de actualización necesarios para que éste pueda adaptarse a los nuevos procesos o tecnologías implementados.

Por causas económicas, técnicas, organizativas o de producción

Previo a cualquier comentario, desde Abogados Madrid: causales para el despido objetivo, debemos señalar que esta causal de despido es propia del despido colectivo. No obstante, para el caso particular del despido objetivo se requiere que el despido no afecte a un número de trabajadores mayor al expuesto a continuación:

 

  • 10 trabajadores, en empresas que empleen a menos de 100 trabajadores.
  • 10% del número de trabajadores de la empresa que empleen entre 100 y 300 trabajadores.
  • 30% de trabajadores en las empresas que empleen más de 300 trabajadores.

 

En caso de involucrar el despido de un número igual o superior al arriba señalado, entonces deberá tramitarse como un despido colectivo. Tal procedimiento es diferente y particular. Ahora bien, aclarado lo anterior, se debe indicar que esta causal opera ante las siguientes razones:

  • Económicas: cuando dentro de la empresa ocurren circunstancias que bajan su rentabilidad. También cuando ocurren situaciones imprevistas que pueden llevar a la empresa al cierre o quiebre. Para comprobar esta causal, basta con comprobar las pérdidas o proyecciones de pérdida en los estados contables de la empresa.
  • Técnicas: puede ocurrir también que se generen mejoras tecnológicas o mecánicas que permitan prescindir de determinados puestos de trabajos.
  • Organizativas: En este caso se plantean las reformas organizativas de la empresa, lo cual repercuta en la posibilidad de reducir puestos de trabajo para optimizar los procesos organizativos.
  • Producción: cuando se producen cambios en el bien producido y su colocación en el mercado. Incluso si merma la demanda de dicho bien.

 

Inasistencia al trabajo

Desde Abogados Madrid: causas para el despido objetivo, debemos indicar que la Ley señala que la empresa puede despedir al trabajador que se ausente continuamente al trabajo, incluso si tienen razones justificadas. Este número de inasistencias está referido a un 20% de la jornada laboral. Ello, dentro de un lapso de 2 meses consecutivos. También puede ser del 25% de la jornada laboral en un lapso de 4 meses discontinuos, a lo largo de un año.

A su vez, si bien la Ley señala que se computan las inasistencias aún justificadas, existen excepciones, tales como:

  • La ausencia por accidente laboral.
  • Inasistencia sobrevenida por causales de incapacidad producto de un accidente laboral.
  • La ausencia por huelga legal o el ejercicio de actividades de representación legal de los trabajadores.
  • El período de maternidad, riesgo durante el embarazo y la lactancia, enfermedades causadas por embarazo, parto o lactancia, paternidad.
  • La licencia de permiso o baja médica por situación derivadas de violencia de género. Esto debe estar acreditada por los servicios sociales de atención o servicios de Salud.
  • Tampoco se computarán las ausencias que obedezcan a un tratamiento médico de cáncer o enfermedad grave.

 

Abogados Madrid: causas para el despido objetivo. Caso especial de las empresas sin ánimo de lucro

Por su parte, en Abogados Madrid: causales para el despido objetivo debemos hacer mención al caso de las empresas sin ánimo de lucro. En las mismas es procedente el despido objetivo cuando ocurren razones de insuficiencia presupuestaria para seguir pagando un contrato de trabajo.

Despido y acceso al desempleo

Hoy, en Abogado Madrid desempleo tras el despido, trataremos los mecanismos de seguridad social que posee el trabajador ante la terminación de la relación laboral por parte de la empresa. Igualmente, las competencias que tiene el Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) para evaluar la legitimidad y procedencia de este derecho.

Cómo ya hemos mencionado en otros artículos, el despido debe ser ejecutado y cumplir con los extremos exigidos en la ley. En función de ello, la legislación presenta diferentes formas de despido procedentes tales como:

  • Objetivo.
  • Disciplinario.
  • Despidos colectivos.

Ahora bien, con independencia del tipo de despido de que se trate, el trabajador siempre tendrá derecho a la prestación por desempleo. La cual también recibe el nombre de cobro del paro. Lo primero que hay que destacar es que el acceso al desempleo no depende en modo alguno del tipo de despido del que se haya sido objeto. Así, será plenamente posible el cobro del paro, incluso en caso de despido disciplinario, como será explicado en su oportunidad.

Es decir, la conducta del trabajador no interfiere en el acceso a la prestación por desempleo. En todo caso, lo que tutela la Ley y la seguridad social es que haya culminado la relación laboral. Ello, siempre y cuando concurran los requisitos establecidos, los cuales veremos a continuación.

 

Abogado Madrid desempleo tras el despido. Requisitos

Para acceder a la prestación por desempleo, es necesario que el trabajador reúna los siguientes requisitos:

  • Despido o terminación abrupta de la relación: la terminación de la relación laboral debe provenir de elementos ajenos a la voluntad del trabajador (por ejemplo la renuncia o baja voluntaria).
  • Haber alcanzado un año de cotizaciones. Este año no necesariamente debe ser consecutivo, basta con haberlo acumulado. Con independencia de que se trate de la suma de diferentes períodos.
  • No haber cumplido la edad que da acceso a la jubilación.
  • Suscribir el compromiso de actividad. Es decir, manifestar su voluntad de dedicarse activamente a la búsqueda de trabajo.
  • La solicitud debe realizarse dentro de los 15 días hábiles siguientes al último día trabajado.

 

Abogado Madrid desempleo tras el despido disciplinario.

Como se señalara al inicio de este artículo, el acceso al desempleo es válido ante cualquier tipo de despido procedente. En este caso, cuando se habla de despido procedente, se está haciendo referencia a cualquier tipo de despido apegado a la Ley y que cumple con las formalidades para su validez. Dentro de este tipo de despidos se encuentra el disciplinario.

El despido disciplinario es aquel que realiza la empresa al evidenciar cualquiera de las siguientes causales de parte del trabajador:

  1. Incumplimiento del horario de trabajo o asistencia al mismo.
  2. La desobediencia en el trabajo.
  3. El irrespeto verbal o físico al empresario, a sus familiares, a lo supervisores e incluso a otros trabajadores de la empresa.
  4. Abuso de confianza en el ejercicio de la relación laboral.
  5. La baja o desmejora intencional en el cumplimiento de las funciones (se exceptúa la huelga).
  6. Embriaguez habitual o toxicomanía si repercuten negativamente en el trabajo.
  7. Acoso de cualquier tipo en contra del empleador, los supervisores o representantes de la empresa o los compañeros de trabajo.

Documentos a acreditar

Ahora bien, desde Abogado Madrid desempleo tras el despido debemos señalar que con independencia de haber sido despedido por una de estas causales, el trabajador puede solicitar la prestación por desempleo. Para acceder a la misma, además de los requisitos ya expuesto, le basta acreditar:

  • Certificado de la empresa. El cual es un documento que emite la empresa, en el cual consta la culminación de la relación laboral de un trabajador y la empresa, con independencia de la causal.

Este certificado suele ser enviado por la propia empresa al SEPE. No obstante, con independencia de que el empleador remita o no este certificado, el trabajador despedido debe igualmente solicitar el paro a objeto de evitar el eventual vencimiento del lapso.

  • La carta de despidos disciplinario (donde se señalen las causales del despido y la notificación expresa de la terminación de la relación).

El fraude y el despido disciplinario/Objetivo

Desde este espacio de Abogado Madrid desempleo tras el despido, se hace necesario destacar la proliferación de fraudes y situaciones contrarias a la Ley. En estas prácticas suele incurrir el trabajador inescrupuloso que intencionalmente incurre en causales de despido. Ello, a objeto de cobrar la prestación por desempleo. Pero también en abarca las políticas que asume la empresa para evadir el pago de pasivos laborales al trabajador.

Trabajador:

Genera situaciones (incumple la jornada, es irrespetuoso, desmejora sus funciones etc.). Esto, con la finalidad de causar el despido para cobrar la prestación por desempleo. Es decir, su conducta hace que la empresa acuda a las causales de despido objetivo o disciplinario para dar por terminada la relación laboral.

Empresa:

Despide al trabajador para no pagarle indemnización alguna, o pagarle el mínimo posible. Usualmente el trabajador se conforma con recibir el paro y no pelear o recurrir de la calificación arbitraria de despido.

Ante tales situaciones, el SEPE ha implementado una serie de medidas llamadas a controlar el fraude a la Ley. Una de éstas modalidades es exigirle al trabajador que presente la correspondiente demanda judicial o mediación, a través de la papeleta de conciliación, en contra del despido, bien sea disciplinario u objetivo.

Entre las razones que pueden hacer que el SEPE presuma del fraude están:

  • Falta de justificación en los hechos que generan el despido.
  • Que los hechos alegados sean poco creíbles.
  • También es un indicio el que un grupo elevado de trabajadores de una misma empresa, acudan a solicitar el paro alegando despido disciplinario.

En todo caso, al ser iniciada una investigación de este tipo, el derecho a la prestación por desempleo queda suspendida. Esto, hasta tanto terminen las investigaciones. En caso de demostrarse que hubo fraude o intensión de engaño de la empresa, el trabajador o ambos, éstos pueden afrontar sanciones administrativas. Dichas sanciones son:

Trabajador: Suspensión inmediata del derecho a recibir la prestación por despido.

Empresa: Multa que va de los 6.251 euros hasta los 187.515 euros.

En todo caso, desde Abogadosparamadrid.es ofrecemos nuestra asesoria, tanto a la empresa como al trabajdor. Esto, con la finalidad de eviatar cualquier tipo de sanción.

Tipos de despidos laborales

Abogado Madrid despidos laborales. ¿Cuáles son los despidos laborales que consagra la Ley?

Madrid es una metrópolis altamente industrializada. En razón de ello, las relaciones laborales son múltiples y se presentan en diferentes formas. Ahora bien, estas relaciones pueden terminarse por voluntad del trabajador (renuncia) o por la decisión de la empresa (despido). Ante este último supuesto, la Ley obliga a que este despido sólo pueda ocurrir bajo ciertos parámetros. Esto origina que existan diversos tipos de despidos laborales. En caso de tener dudas con respecto a uno de ellos, en abogadosparamadrid.es contamos con un grupo de profesionales listos a prestar su asesoría.

Abogado Madrid despidos laborales. Qué tipos de despidos existen
Los tipos de despidos laborales

Abogado Madrid despidos laborales improcedentes

Es el supuesto general en que incurre la empresa que no acata los supuestos legales al realizar el despido. Es el tipo de despido más común en Madrid, dado el desconocimiento de la Ley.

Para entender esta figura, basta con señalar que los despidos en Madrid no deben realizarse en forma arbitraria. En todo caso, se deben revisar las causales contempladas en los artículos 51 al 54 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. Cuando la empresa no cumple estas disposiciones, el despido pasa a calificarse como improcedente.

En caso de esta declaratoria, la empresa queda obligada a:

  • La reincorporación del trabajador y pago de los sueldos dejados de percibir.
  • En caso de que la empresa mantenga su política de despido, debe pagarle al trabajador una indemnización, la cual va en función de la antigüedad de dicha persona. Esta indemnización se calcula en función de la antigüedad del trabajador, pero en líneas generales puede ir desde los 33 días de salario por cada año trabajado, hasta los 45 días de salario por cada año trabajado.

Abogado Madrid despidos laborales nulos

Existen derechos fundamentales de los cuales goza toda persona. Los mismos son reclamables en Madrid, así como en cualquier otra población de España. Estos derechos se encuentran consagrados en la Constitución y en los tratados internacionales. Bajo este marco, la empresa no puede despedir a un empleado en función de su condición sexual, ideología política o creencia religiosa. Tampoco por ninguna otra condición que tenga que ver con el libre ejercicio de la personalidad del ser humano.

De igual forma, no se puede despedir a la mujer embarazada ni al padre dentro del lapso de protección de la paternidad. En caso de que se demuestre que la empresa despidió a un trabajador por alguno de estos motivos, el despido se declarará nulo.

El despido nulo en Madrid genera que la empresa deba reincorporar al trabajador y cancelarle los sueldos dejados de percibir. A su vez, la empresa debe:

  • La empresa queda obligada a proceder a la reincorporación del trabajador y a pagar los sueldos que éste dejara de percibir. En este caso, se debe señalar que la empresa no puede proceder al pago por indemnización equivalente y mantener el despido.

Abogado Madrid despidos laborales objetivos

Dentro de los supuestos que se han estado analizando sobre el Abogado Madrid despidos laborales corresponde hablar acerca del despido objetivo. Éste puede ocurrir cuando el trabajador no reúne las condiciones y/o aptitudes para el ejercicio del trabajo. Es decir, no está inmerso en una falta grave dentro de la relación laboral.

En caso de que la empresa se decante por este tipo de despido, debe dar un preaviso de 15 días al trabajador antes de proceder a la terminación definitiva.

La ley contempla los supuestos para que se pueda despedir objetivamente a un trabajador, a saber:

  1. Por ineptitud del trabajador en el cumplimiento de sus funciones.
  2. Cuando el trabajador no es capaz de adaptarse a las condiciones o habilidades que pueda requerir el puesto de trabajo. En especial, cuando ocurren cambios o innovaciones en el ejercicio del trabajo a la cual no es capaz de adaptarse el trabajador.
  3. En caso de despido colectivo.
  4. Ante la inasistencia al trabajo. Incluso aquellas justificadas cuando alcancen el 20% de las jornadas hábiles en 2 meses consecutivos. O 25% en 4 meses discontinuos dentro de un periodo de 12 meses.
  5. Igual mente las entidades sin ánimo de lucro, pueden despedir a sus trabajadores en caso de insuficiencia de la correspondiente consignación para el mantenimiento del contrato de trabajo a ser rescindido.

Este tipo de despido laboral genera hacia el trabajador:

  • La terminación de la relación laboral.
  • El derecho a recibir una indemnización equivalente a 20 días de salario por cada año trabajado.

Abogado Madrid despidos laborales disciplinarios

Dentro de los tipos de despidos laborales, el despido disciplinario es aquel tipificado en el artículo 54 de la Ley del Estatuto de los Trabajadores. En este caso, la Ley establece de forma taxativa cuales son los supuestos:

  1. El incumplimiento del horario de trabajo o asistencia al mismo.
  2. La desobediencia en el trabajo.
  3. El irrespeto verbal o físico al empresario, a sus familiares, a lo supervisores e incluso a otros trabajadores de la empresa.
  4. El abuso de confianza en el ejercicio de la relación laboral.
  5. La baja o desmejora intencional en el cumplimiento de las funciones (se exceptúa la huelga).
  6. La embriaguez habitual o toxicomanía si repercuten negativamente en el trabajo.
  7. El acoso de cualquier tipo en contra del empleador, los supervisores o representantes de la empresa o los compañeros de trabajo.

Cada una de estas causales son entendidas en Madrid como faltas graves a la conducta y ejercicio de las funciones que debe desempeñar un trabajador.

Este tipo de despido genera que la empresa no deba dar pago indemnizatorio alguno al trabajador.

Abogado Madrid despidos laborales colectivos

Hasta ahora, se ha hecho referencia a los tipos de despidos considerados como individuales. No obstante, dentro de este análisis de Abogado Madrid despidos laborales llega el turno de hablar de la posibilidad de que el despido recaiga sobre un grupo de trabajadores y no sobre uno solo.

Esta figura igualmente se encuentra desarrollada en la Ley. Supone que se den los siguientes requisitos:

  1. Que se trate de un grupo de 10 trabajadores, en las empresas en donde laboren menos de 100 trabajadores.
  2. El 10% del número de trabajadores de la empresa en aquellas que ocupen entre 100 y 300 trabajadores.
  3. 30 trabajadores en las empresas en donde trabajen más de 300 trabajadores.
  4. El despido colectivo debe operar dentro de un plazo máximo de 90 días.

En caso de que la empresa acuda al despido laboral, cada trabajador despedido tendrá derecho a 20 días de indemnización por cada año trabajado.