Cómo se configura un delito en accidente de tráfico en Madrid. Datos a tener en cuenta.

 delito en accidente de tráfico en Madrid

El conducir un vehículo automotor implica una gran responsabilidad para el conductor. Éste asume los riesgos que puedan ocurrir y se compromete a respetar las leyes de tránsito establecidas. Así, cuando un conductor al conducir causa un accidente, dependiendo de la gravedad, se pueden generar multas, sanciones administrativas e incluso un delito. En tal sentido, cuando el conductor excede o irrespeta estas leyes, se entiende que los daños que pueda ocasionar exceden el mínimo permitido. En consecuencia, su conducta pasa a configurar un delito al conducir. Es en tal circunstancia de delito en accidente de tráfico en Madrid que se requiere un abogado.

 

Accidente de tráfico. Supuestos para que ocurra un delito en accidente de tráfico en Madrid.

Para que ocurra un delito en accidente de tráfico en Madrid se deben configurar algunos de los siguientes elementos:

  • Causar una lesión grave o la muerte a un ser humano, y
  • Conducir con imprudencia.

Lesión grave o muerte

Para que ocurra un delito, es necesario que el accidente al conducir haya afectado a una persona. Esta afectación se traduce desde lesiones hasta la muerte. La labor de un Abogado en un accidente de tráfico en Madrid debe estar dirigida primordialmente a determinar el tipo de lesión que se pudieron producir. En este sentido, es de recordar que no todas las lesiones producto de un accidente de tránsito en Madrid dan acceso a la vía penal. Sólo se consideran como eventuales causantes de delitos las lesiones graves. Éstas se encuentran contempladas en los artículos 149 y 150 del Código penal, los cuales son del siguiente tenor:

“Artículo 149.

(…)

  1. El que causara a otro una mutilación genital en cualquiera de sus manifestaciones será castigado con la pena de prisión de seis a 12 años. (…).
  • Artículo 150: El que causare a otro la pérdida o la inutilidad de un órgano o miembro no principal, o la deformidad…”

Es decir, podrá ocurrir un delito penal al conducir, si el conductor actuase con imprudencia y a la par generará:

  • La pérdida o inutilidad de un órgano o de alguno de los sentidos (vista, tacto, etc.).
  • Impotencia o esterilidad.
  • Deformidad de alguna parte del cuerpo.
  • Enfermedad psicológica o somática.
  • La pérdida, inutilidad o deformidad de un miembro no principal del cuerpo.

Igualmente, podrá existir un delito cuando el conductor, con su actitud negligente o inobservancia de la Ley haya causado la muerte de un tercero, peatón o copiloto. Es de destacar que el hecho de que copiloto vaya con el conductor o sea allegado a éste, no enerva o impide que se configure un hecho delictivo en Madrid.

 

La imprudencia al conducir que genera un delito delito en accidente de tráfico en Madrid

 delito en accidente de tráfico en Madrid

Concurrentemente a lo anterior (lesión o muerte) el conductor debe haber obrado con imprudencia para que se configure un delito en accidente de tráfico en Madrid. Pero, ¿Qué es la imprudencia al conducir?

La imprudencia, desde el punto de vista legal, es la culpa grave o inexcusable en el acto de conducir. Es decir, es la conducta intencional según la cual una persona excede los límites de riesgo permitidos. A su vez, la imprudencia tiene diferentes escalas, las cuales un abogado de tránsito en materia penal debe estar en condición de determinar.

En líneas generales, la Ley sobre Tráfico, Circulación de Vehículos a Motor y Seguridad Vial determina los grados de imprudencia. Este instrumento normativo señala que:

  • Imprudencia menos grave y grave
    • Cuando no se respetan las preferencias de paso, el paso de cebras, o se cambia de dirección arbitrariamente. También cuando no se respeta el sentido de circulación.
    • Usar el móvil mientras se conduce.
    • Irrespetar las señalizaciones.
    • No poseer los permisos de circulación.
    • Irrespetar la luz del semáforo.
    • Sobrepasar el límite de velocidad permitido.
    • Conducir el vehículo en estado de ebriedad o bajo algún psicotrópico ilícito.
    • Manejar el vehículo de forma temeraria, es decir, poniendo en riesgo la vida de otros, sin darle importancia a ello.

Hacemos mención sólo a algunas de las imprudencias más comunes que señala la Ley, aunque el listado es más largo. Cuando se ejecuta alguna de estas actividades y se genera una lesión grave o la muerte de un tercero, se configura un Delito en accidente de tráfico en Madrid.

 

¿Quién denuncia cuando se es la víctima de un accidente de tránsito?

Cuando un accidente de tránsito genera daños graves a un tercero puede ocurrir un delito. En este caso, corresponde a las autoridades de tránsito realizar las evaluaciones técnicas a objeto de determinar si la lesión o muerte del tercero se produjo por la impericia del conductor.

Por su parte, es de vital importancia que la denuncia ante las autoridades sea realizada por la víctima en compañía de un letrado. Ello, motivado a que el profesional del derecho sabrá exactamente que alegato formular a objeto de lograr el correspondiente castigo en contra del conductor imprudente.

De igual forma, es necesario indicar que en caso de muerte de la víctima, sus familiares calificados tendrán la legitimidad para presentar la denuncia.

¿En qué momento debe el conductor buscar asistencia jurídica?

Ante el supuesto del conductor que genere la lesión o muerte de un tercero, debe buscar asistencia jurídica de forma inmediata. En este sentido, el abogado deberá recabar las pruebas relacionadas con el suceso. Ello, con el objetivo de elaborar la correspondiente defensa penal ante un delito en accidente de tráfico en Madrid

Tales pruebas abarcan desde el informe levantado por las autoridades, hasta las eventuales testimoniales que pudieran recogerse tras el suceso. En todo caso, desde este portal los invitamos a contactarnos a objeto de ofrecerle la mejor defensa judicial en caso de este tipo de accidente.